Cómo catar cerveza en 8 pasos

Para disfrutar al máximo tu cerveza debes seguir los siguientes pasos:

No. 1 Conocer los diferentes tipos de cerveza. La historia de cada una de ellas y del proceso de fabricación cervecera como para saber bien qué es lo que se va a degustar y no catar más de 5 o 6 tipos diferentes, así no confundimos a nuestros sentidos.

No. 2. No fumar antes ni durante el proceso de cata de cerveza.

No. 3 Cuidar la temperatura. Cada cerveza tiene su temperatura ideal, por eso en la catación de cerveza se debe cuidar que no esté excesivamente fría ni tampoco muy caliente. Los rangos de temperaturas perfectas para cada variedad de cerveza oscilan en total entre 3 y los 8 grados.

No. 4 Vasos adecuados. Por lo general, los vasos redondeados son los que más se usan a la hora de catar cervezas fuertes. Si la cerveza es suave, se utilizan los del tipo cuadrado. En este tipo de cataciones, se usan dos vasos: uno para catar con la vista y el otro para catar con el gusto.

No. 5 Tirada de cerveza. Servir la cerveza como “tirándola”, inclinando el vaso unos 45º para luego enderezarlo al final. La espuma (corona) no debe superar los 2 cm.

No. 6 Vista de la cerveza. Con la vista se aprecia el color de la cerveza y de la espuma, sus tonalidades y consistencias.

No. 7 Aroma de la cerveza. Con el olfato se trata de identificar el aroma de sus ingredientes (hierbas, maltas, cereales, etc.) y la intensidad aromática del alcohol.

No. 8 Gusto de la cerveza. Con el gusto se aprecian los distintos sabores de acuerdo con cada una de las variedades de cervezas. Se puede sentir la malta, el alcohol, las especias, entre otros. Hay tres momentos importantes: el de la catación primera, el referido a la “sensación residual” que deja la cerveza en boca y, por último, el “recuerdo” que queda luego de haberla bebido.

Publicado originalmente en Esnobgourmet el 8 de mayo de 2012

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.